EDICIÓN 1·2021
LA REVISTA GLOBAL PARA LOS EMPLEADOS DE GF

Lorem ipsum dolor sit amet, consetetur sadipscing elitr, sed diam nonumy eirmod tempor invidunt ut labore et dolore magna aliquyam erat, sed diam voluptua.

© GF

Agua potable en el desierto

Un excelente trabajo de equipo convirtió una negativa en una adjudicación. Así empezó uno de los proyectos más complejos de GF Piping Systems: una nueva desalinizadora de agua de mar en Egipto.

En enero de 2020 finalizó para GF Piping Systems uno de sus proyectos más exigentes hasta ahora: una desalinizadora en Port Said (Egipto) que produce a diario 150 000 metros cúbicos de agua potable para los habitantes de la nueva ciudad New East Port Said, a unos 200 kilómetros al noreste de El Cairo.

Sin embargo, al principio de este proyecto de éxito sufrieron una derrota: la primera oferta de GF para el suministro de tuberías para la instalación fue rechazada por la empresa encargada de las obras, Metito Cementech, en verano de 2018, a pesar de las cooperaciones previas. “Metito buscaba un socio con mayores posibilidades de suministro, incluyendo construcciones de acero y sistemas de tuberías”, dice Paul ­Keetley, Regional Sales and Project Manager de GF Piping Systems International. Junto con ­Jürgen Miklo, Group Manager for Custom Product Design and Pre-Fabrication, movilizó el know-how necesario dentro de GF para que ­Metito recibiera la solución adecuada dentro del plazo previsto.

graphic

Éxito en el último minuto

Paul Keetley y Jürgen Miklo viajaron en sep­tiembre de 2018 de Schaffhausen (Suiza) a El ­Cairo (Egipto) para presentar a Metito un ­nuevo concepto con una amplia oferta, que ­convenció por su exactitud en los detalles: el equipo de GF obtuvo la adjudicación, a pesar de las ofertas más baratas de los competidores. “A diferencia de nuestros competidores, incorporamos en nuestra presentación ­elementos del análisis de carga. Además, llevamos ya un borrador del concepto junto con la presentación”, explica Keetley acerca del ­éxito.

PLATZHALTER METITO VIDEO

Datos sobre el proyecto Port Said

El equipo de GF está preparado

Las obras de construcción comenzaron en invierno de 2018. GF debía suministrar todas las piezas para la construcción de las tuberías y las estructuras de soporte. “El esfuerzo requerido fue mayor al habitual y por ello exigió mucho trabajo de coordinación con otros proveedores”, explica Paul Keetley. La mayor tubería tenía un diámetro de 1,2 metros y pesaba más de 4 toneladas por pieza. El esfuerzo mecánico por el peso, la presión del agua, así como el peso propio de la cons­trucción fue un desafío adicional. Por eso, Jürgen Miklo pidió a GF Engineering Services Team que hiciera un análisis de la tensión antes de la fase de diseño detallado y que planificara una construcción de soporte de plástico a la medida exacta del sistema de ­tuberías. “En solo tres meses, nuestro equipo construyó, prefabricó y probó en Schaff­hausen un prototipo de la primera unidad de ultra­filtra­ción”, recuerda Miklo. Una vez que el cliente finalizó con éxito la prueba de control, GF pudo empezar con el embalaje y transporte de los sistemas. En total, partieron de GF hacia Port Said 94 contenedores con productos, repartidos en 19 envíos independientes. En enero de 2020, solo 14 meses después de la adjudicación del contrato, el sistema de tratamiento de agua estaba listo para ser probado y funcionó a la perfección. “El proyecto de Port Said nos obligó a romper nuestros patrones de pensamiento habituales. Hemos adquirido una gran experiencia en la fabricación y entrega de productos prefabricados y hechos a medida en diferentes sedes, que hemos aunado en un gran proyecto como este en un tiempo muy breve. ¡Ahora estamos preparados para afrontar el siguiente reto!”, concluye Paul Keetley.

graphic © privada

Los trabajos de la instalación de Port Said (Egipto) comenzaron en 2019. Paul Keetley (izq.) y Jürgen Miklo, junto con su equipo de expertos, tuvieron que desarrollar nuevas soluciones para satisfacer las elevadas exigencias del cliente. (Esta foto se realizó antes del comienzo de la pandemia de coronavirus).

© Alamy, Getty Images, privada
El trabajo en equipo lo es todo, también en la desalinizadora de agua de mar de Port Said. Conozca la historia de éxito egipcia de GF Piping Systems en este vídeo.

Ultrafiltración

La instalación en el nuevo polígono industrial East Port Said, en el noreste de Egipto, estaba lista para su puesta en servicio en primavera de 2020. No solo es una de las mayores instalaciones de este tipo de Egipto, sino que ofrece, como otro aspecto diferencial, una tecnología clave puntera: la ultrafiltración como pretratamiento del agua de mar. La calidad del agua de esta región mediterránea hacía necesario el uso de este innovador procedimiento.

Los sistemas de ultrafiltración exigen, al contrario de la filtración de líquido utilizada en desalinizadoras similares en Egipto y el resto del mundo, un gran cantidad de tuberías, accesorios y válvulas. Por eso, llevar a cabo con éxito este gran proyecto tenía una enorme relevancia. El volumen del pedido, el volumen de material y la complejidad del proyecto superan con creces los de otros proyectos de GF en Egipto y establecen la base para seguir ampliando este negocio.

© Metito, privada
El vídeo le conduce a lo largo de una visita animada a la desalinizadora de Port Said (Egipto). Para el edificio de ultrafiltración (6:08 – 7:41), GF suministró todas las tuberías y soportes de acero para deslizadores (skids). En la planta de ósmosis inversa (7:42 – 8:25) se utilizan tuberías de distribución (headers) y un total de 1680 tramos de tubería de GF con una válvula de bola 546 cada uno.

Diese Website verwendet Cookies, um sicherzustellen, dass Sie das beste Erlebnis auf unserer Website erhalten.

https://globe.georgfischer.com/es/wp-json/public/posts